1967: El viaje de los Documentos Constitucionales mexicanos a Querétaro

El año de 1967 tuvo gran relevancia para la ciudad de Querétaro. Ese año se conmemoraron 100 años del triunfo de la República y 50 de la redacción de la Carta Magna sucesos que tuvieron sus momentos clave en la capital Queretana.

El 15 de mayo de 1867, en el Cerro de las Campanas, fue fusilado el emperador Maximiliano de Habsburgo poniendo fin al Segundo Imperio Mexicano, mientras que el 5 de febrero de 1917 se firmó en el Teatro de la República la Constitución de 1917.

Ambas fechas fueron destacadas el 1 de septiembre de 1966 en el Congreso de la Unión durante el informe del entonces Presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, quien aprovechó el momento para anunciar el inicio de los preparativos para la celebración “que debía la República” a estos dos “fastos principales” (Díaz Ordaz, 1966).

Los cinco documentos más relevantes del pensamiento constitucional mexicano: el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana conocido con el nombre de Constitución de Apatzingan; el Acta Constitutiva de la Federación de 1824; la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824; la Constitución de 1857; y la Constitución Mexicana de 1917, durante su exhibición en el Teatro de la República de la Ciudad de Querétaro.


El entonces gobernador del estado de Hidalgo, Carlos Ramírez Guerrero, saluda a los cadetes del Colegio Militar que trasladan los documentos de la Ciudad de México a Querétaro para la celebración de 5 de Febrero de 1967.


El traslado se decretó en el Acuerdo Presidencial publicado en el Diario Oficial de la federación el 25 de enero de 1967, en el que se determinó que los originales de estos documentos, depositados en el Archivo General de la Nación, fueran trasladados a la ciudad de Querétaro, para que “reciban el homenaje del pueblo y del Gobierno” en las ceremonias conmemorativas del 5 de febrero de ese año.

Cadetes del Colegio Militar portan la urna que contiene el Decreto Constitucional de Apatzingan de 1814 en las inmediaciones del Jardín Zenea, en Querétaro.


De acuerdo a la publicación que con motivo del evento editó la Comisión para las Conmemoraciones Cívicas de 1966 y 1967, los documentos fueron llevados por jóvenes universitarios y por cadetes del Colegio Militar desde la Ciudad de México hasta Querétaro el 4 de febrero de 1967 pasando por los estados de Hidalgo y de México, antes de llegar a su destino en la Ciudad de Querétaro: el Teatro de la República, donde fueron expuestos el 5 de febrero.

El evento principal de la conmemoración, tuvo lugar en la recién construida Plaza de la Constitución, obra que fue parte de las varias remodelaciones urbanas proyectadas durante el gobierno de Querétaro, encabezado entonces por Manuel González Cosío específicamente, para las celebraciones de 1967.

La construcción de la Plaza de la Constitución donde se desarrolló el evento principal del Cincuentenario de la promulgación de la Carta Magna, implicó el desalojo y derrumbe del Mercado Escobedo.

Aspecto de la Plaza de la Constitución durante la celebración del 50 aniversario de la Constitución Mexicana de 1917. La Plaza fue construida sobre el que fuera el Mercado Escobedo especialmente para conmemorar el Cincuentenario de la Constitución.


La construcción de la Plaza de la Constitución que consistía en su origen de una gran plancha de adoquín adornada por una estatua de Venustiano Carranza, fue la primera plaza en Querétaro destinada especialmente a eventos cívicos (Zarate Miguel, 2013), e implicó el desalojo y derrumbe del Mercado Escobedo que desde principios de siglo y hasta unos meses atrás había ocupado el terreno. A más de 50 años de distancia, la Plaza sigue siendo uno de los principales lugares de reunión de las familias queretanas.

Pero las celebraciones del 5 de Febrero no opacaron las que se dieron con motivo del Centenario del Triunfo de la República y que entre otras cosas, fueron motivo para la creación de otro de los principales lugares recreativos de la ciudad.

En 1967, la porción del Cerro de las Campanas donde ocurrió el fusilamiento de Maximiliano, fue declarado Parque Nacional y en la cima del cerro se construyó una explanada de cantera de 53 metros de diámetro con balaustrada en el perímetro. En esa explanada, viendo hacia el oriente, se erigió un monumento al presidente Benito Juárez de 13 metros de altura que fue inaugurado el 15 de mayo de 1967 (Román, 2009).

Después de inaugurar el Monumento a Juárez en el Cerro de las Campanas con motivo del Centenario del Triunfo de la República, el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz montó guardia de honor junto con Agapito Pozo, quien entonces fuera el Presidente de la Suprema Corte de la Nación, y los cuatro ex presidentes que en ese entonces seguían vivos: Adolfo Ruiz Cortines, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y Emilio Portes Gil. En la foto aparece también el entonces Gobernador de Querétaro Manuel González Cosío.


El acto que rindió homenaje al “Benemérito de las Américas” fue tan relevante, que reunió en un mismo sitio a Gustavo Díaz Ordaz, Presidente de la República en funciones, y a los 4 ex presidentes que en ese momento se encontraban vivos: Adolfo Ruiz Cortinez, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y Emilio Portes Gil (González Cosío, 1995).

Trabajos citados

Comisión Nacional para las Conmemoraciones Cívicas de 1966 y 1967. (1967). querétaro: 5 de Febrero de 1967 La Histórica Jornada Cívica del Presidente Gustavo Díaz Ordaz en el Cincuentenario de la Carta Magna. Querétaro: Comisión Nacional para las Conmemoraciones Cívicas de 1966 y 1967.

Díaz Ordaz, G. (1 de septiembre de 1966). Segundo Informe que rinde al H. Congreso de la Unión el C.Presidente de la República Gustavo Díaz Ordaz. Recuperado el 22 de agosto de 2018, de Memoria Política de México

González Cosío, M. (1995). Memorias. En D. Estrada Correa, Querétaro en la Memoria de sus Gobernantes (1939-1985). Querétaro: Estrada Correa.

Román, C. (5 de octubre de 2009). Atractivos turisticos – Cerro de las Campanas. Recuperado el 2018 de agosto de 23, de Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro

Zarate Miguel, G. (2013). Memoria Queretana. Querétaro: Dirección Estatal de Archivos del estado de Querétaro.

Comparte:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *