Los 80 años del Palacio de Bellas Artes y su memoria política

PortadaEl Palacio de Bellas Artes, antes Teatro Nacional, nació durante el régimen porfirista y tuvo vida en la época postrevolucionaria después de una serie de sucesos que hicieron lenta su construcción.

En 1901 se estableció que el Palacio de Bellas Artes se ubicaría a un costado de la Alameda Central, justo sobre los vestigios de un convento del siglo XVII. Esto, después de un minucioso estudio realizado por el arquitecto italiano Adamo Boari.

Los trabajos iniciaron en 1904 para culminarlo en cuatro años, pero problemas presupuestales y técnicos demoraron su construcción.
Con el estallido de la Revolución Mexicana y la crisis económica de la época Adamo Boari decidió regresar a Europa. Sólo se había construido el exterior y faltaba el recubPalacio de Bellas Artes1rimiento de la cúpula.

De 1917 a 1929 no hubo suficientes recursos para continuar con la obra, sino hasta 1930 durante la presidencia de Pascual Ortiz Rubio cuando se designó al arquitecto Federico E. Mariscal para concluir el entonces Teatro Nacional

En 1932, con el apoyo del secretario de Hacienda, Alberto J.Pani, la obra fue revitalizada con las instrucciones precisas de concebir un edificio “… asiento de una institución nacional de carácter artístico”, que albergara varios museos, de ahí que por primera vez en 30 años se cambiara el nombre del edificio, de Teatro Nacional al de Palacio de Bellas Artes.

El Palacio de Bellas Artes fue concluido por el arquitecto Mariscal el 10 de marzo de 1934 e inaugurado el 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo L. Rodríguez. Ese día se cantó el Himno Nacional y presentó la Sinfónica Nacional para interpretar la sinfonía proletaria “Llamadas” del compositor Carlos Chávez. El evento se llevó a cabo en medio de vivas y aplausos para la Revolución Mexicana.

inauguración2Por la noche se interpretó la Sexta Sinfonía de Beethoven y se concluyó con la obra de teatro la “Verdad sospechosa”, de Juan Ruiz de Alarcón, musicalizada por Manuel M. Ponce.

 

El Palacio de Bellas Artes y la política

Aunque el Palacio de Bellas Artes ha sido sede de eventos culturales nacionales e incluso internacionales, también ha estado presente en la política del país.
Entre lo más sobresalientes se encuentra:

El 18 de marzo de 1938, el presidente Lázaro Cárdenas anunció la expropiación petrolera. La nación entera se mostró solidaria y el 12 de abril de ese mismo año, el Palacio de Bellas Artes se convirtió en centro de acopio para recibir donaciones del pueblo para ayudar al gobierno mexicano a pagar la indemnización e las compañías petroleras. La gente entregó alcancías, joyas, cuadros y hasta gallinas para saldar la deuda.

En diciembre de 1946 fue sede del CongresLázaro Cárdenaso de la Unión para la toma de posesión del presidente Miguel Alemán Velasco.
En 1952 también tomó posesión en el mismo cargo Adolfo Ruiz Cortinez, en 1958 Adolfo López Mateos y en 1964 Gustavo Díaz Ordaz. También se realizó el primer informe de gobierno de Carlos Salinas de Gortari porque el recinto de San Lázaro se había quemado.

El Palacio de Bellas Artes llega así a sus 80 años, festejado por intelectuales y artistas, y engalanado con luces multicolores, a través de una técnica conocida como video mapping, con el que inlcuso se crea un mosaico con los rostros de los artistas más importantes de diferentes épocas

Fuente: Instituto Nacional de Bellas Artes

Comparte:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *